7 tips para no desperdiciar comida en Navidad

Cucinare te pasa algunos consejos para aprovechar los alimentos al máximo en estas Fiestas.

Hace rato que en la Argentina y en otras partes de Occidente se organizan grandes banquetes para celebrar la Navidad. Aparte de lo inconveniente que resulta comer en exceso cuando hace mucho calor (como va a suceder este año), el gran problema que habría que empezar a considerar es qué se hace con la comida que sobra.

Porque tirarla no es una opción válida, teniendo en cuenta la cantidad de gente que no logra alimentarse adecuadamente en gran parte del mundo.

Por eso, para contribuir a evitar este despilfarro, es bueno aprender a elaborar menos comida, pero en caso de que sobre, que se pueda reutilizar. Para ello, Cucinare te pasa algunos tips para aprovechar los restos y no tirarlos.

#1. Tené claro el menú. Preparalo con tiempo, detallando todos los ingredientes de los platos, para determinar cuáles ya tenés en tu casa y cuáles te hacen falta.

#2. Comprá con anticipación. Sobre todo los productos perecederos que sean fáciles de almacenar. Mirá bien la fecha de vencimiento y guardalos en función de ello para consumirlos antes.

#3. Conservalos bien en la heladera. De esta manera, vas a evitar que se arruinen antes de tiempo. Por ejemplo, guardá los productos frescos o fiambres en recipientes herméticos y las frutas y vegetales en su lugar correspondiente dentro de la heladera.

#4. Congelados. Si vas a congelar carnes, pescados o mariscos, hacelo cuando los compres, no los dejes unos días antes en la heladera. Y anotá la fecha en que los congelaste para que no se te venzan.

#5. Calculá las porciones y comensales. Por más complicado que parezca, calculá bien cuánto se va a consumir para no cocinar de más. Tené en cuenta que los niños comen menos. Y presentá porciones más chicas para evitar que sobre en el plato y después haya que tirar la comida. El que quiera repetir, lo puede hacer sin problemas.

#6. Guardá las sobras correctamente. Ni siquieras dejes pasar la Nochebuena para ponerte a guardar todo lo que sobró. Clasificá los restos y colocalos en recipientes separados bien cerrados o cubiertos de papel film. Si podés congelar, perfecto. Y lo que no se pueda, creá nuevas recetas con los sobrantes.

#7. Opciones con las sobras. El pollo frío (o pavita) puede ser deshuesado y utilizado troceado como ingrediente de crepes, sándwiches o ensaladas (los trocitos de mariscos también sirven para completar una ensalada). En épocas de calor, las ensaladas son una alternativa refrescante e ideal para las comidas después de Navidad, sobre todo luego de una comida pesada. Las frutas que estén un poco pasadas pueden ser empleadas para hacer mermeladas, y los vegetales en salsas o sopas (se puede comer tibias o frías, como el gazpacho). Con los panes que sobran (un clásico), se pueden emplear de múltiples maneras: para hacer pan rallado, por ejemplo. El pescado sobrante puede servir como relleno de tomates, morrones o empanadas. En tanto que los postres pueden revivir en cremas, helados y cupcakes, o en relleno de bombas o profiteroles. Solo tenés que modificar la textura: de estado sólido a blando, líquido o cremoso.

¿Acostumbrás evitar tirar comida en Navidad?


Author: Cucinare

Los mejores 20 espumantes hasta $ 600

Los amigos de Vinómanos nos regalan parte de su Informe...

Flores en la mesa: todos los tips para una decoración ideal

Con la llegada de las Fiestas, son muchos los que...

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *