Mauro Colagreco se hace cargo del restaurant de un legendario hotel en Suiza

El 15 de diciembre abre The K by Mauro Colagreco, el restaurant que comandará el prestigioso cocinero argentino.

Por Luis Lahitte.

Nada más cierto que los talentos individuales argentinos son los que mejor nos representan en el mundo. Es el caso de nuestro querido y multipremiado Mauro Colagreco, actualmente el mejor chef del mundo (según sus pares en el anual Le Chef list), mientras que su restaurant Mirazur en Menton, además de tres estrellas Michelin, ocupó la primera posición en la lista de los 50 mejores del mundo que elabora The World’s 50 Best.

La primicia es que para la temporada de invierno europea 2020-2021, el legendario Kulm Hotel St. Moritz dará la bienvenida a Mauro Colagreco, que se hará cargo del restaurant del hotel, bautizado The K by Mauro Colagreco.

Basta decir que el Kulm fue el primer hotel que se construyó en St. Moritz, en 1856, e inmediatamente se hizo popular como destino de las vacaciones de verano, especialmente entre los británicos, que constituían alrededor del 75% de los huéspedes del hotel.

El entonces propietario del hotel, Johannes Badrutt, inició las vacaciones de invierno en St. Moritz a partir de 1864 y, como resultado, el hotel, el resort y la propia Suiza celebraron 150 años de turismo de invierno en la temporada 2014/15.

Desde el siglo XIX, el Kulm ha cambiado considerablemente a través de la expansión y renovación, pero la fabulosa ubicación en el corazón de St. Moritz con vistas al lago sigue siendo la misma.

The K by Mauro Colagreco abrirá sus puertas el 15 de diciembre (11 días después de la apertura de la temporada de invierno del Hotel Kulm, el 4 de diciembre), y traerá sus innovadoras creaciones a St. Moritz.

Muchos de sus platos combinan las influencias de su vida que van desde su ascendencia italiana, la infancia y juventud en la Argentina y una amplia formación con los mejores cocineros de París (como Bernard Loiseau y Alain Ducasse), pero también absorben los productos del entorno, por lo que los comensales pueden esperar probar algunos platos que sin duda incluirán ingredientes alpinos locales.

Su filosofía gastronómica tiene que ver con la frescura, la sencillez, el equilibrio de los colores y el énfasis en los sabores auténticos. Uno de sus ingredientes estrella es el limón, que hace que los filets de anchoa algo singular, mientras que Verde, otra de las creaciones favoritas de Mauro, combina arvejas, hinojo y kiwi en una suerte de homenaje a los productos frescos. Luxus beta vulgaris es otro plato estrella que combina lo cotidiano (remolacha con sal incrustada), con los suntuarios (crema de caviar Oscietra).

Heinz E. Hunkeler, gerente general del Hotel Kulm St. Moritz, dijo que “estamos muy contentos de darle la bienvenida nuevamente al hotel a Mauro Colagreco, uno de los chefs más exitosos del mundo. En marzo de 2017, tuvimos el honor de que Mauro hiciera un pop up de un mes para ayudarnos a lanzar el Kulm Country Club, pero esta vez estará con nosotros durante la mayor parte de la temporada de invierno. Estamos muy entusiasmados con sus planes para The K y nuestros invitados se van a quedar encantados cuando prueben las explosiones de sabor en sus platos”.

The K by Mauro Colagreco estará abierto solo para cenas, de 19 a 21:30, de martes a sábado inclusive. Colagreco estará presente personalmente en el Hotel Kulm en determinadas fechas, en caso contrario su chef de cocina, Paloma Boitier, se encargará de la cocina. Paloma también es argentina y trabajó en Mirazur durante casi cinco años, un miembro esencial del equipo de cocina.

El Kulm elaboró un paquete de alojamiento que incluye un dulce de recepción, una cena con menú de degustación para dos personas en el restaurant (no incluye vinos), y alojamiento por la noche seguido de un suntuoso desayuno buffet.

Los precios comienzan desde u$s 1.450 para dos personas que comparten una habitación doble superior con vistas panorámicas al lago helado de St. Moritz y al valle de Engadina. La tarifa también incluye el acceso ilimitado al Kulm Spa St. Moritz de 2.000 m² y el uso gratuito de la pista de hielo privada del hotel.

Pero la cocina es sólo una pieza más de este maravilloso puzzle que es St. Moritz, porque en la temporada invernal se realizan otras actividades como el White Turf, una carrera de caballos sobre el lago congelado, la Snow Polo Cup, los torneos de bobsleigh que se llevan a cabo el Olympia Bob Run. Y por supuesto, detalle no menor, uno puede esquiar en las infinitas pistas que ofrece la villa y sus alrededores, donde hay una nieve de primerísima calidad y no existen las colas, ni siquiera en temporada alta.

¿Te gustaría conocer The K by Mauro Colagreco?


Author: Lahitte

Aceite de oliva: descubren el más antiguo del mundo en Italia

La botella que contenía el líquido quedó enterrada en la...

Comentarios

Your email address will not be published.