Choto: cómo es el restaurant que abrió Fabio Alberti en medio del campo

El reconocido actor y humorista se puso un exótico emprendimiento en un pueblo cerca del departamento de Maldonado, Uruguay.

El comediante Fabio Alberti convirtió su casa en Uruguay en un restaurant a puertas cerradas, con un nombre bastante particular: Choto. 

El actor, que se hizo reconocido por sus personajes cómicos en Cha cha cha y Todo por dos pesos, sigue apostando por la gastronomía, un rubro que ya conoce por su foodtruck El Puesto de Fabio y su salsa de tomates Peperino Pómoro.

Ahora decidió reacondicionar su casa rural ubicada en el pueblo Edén, en el departamento de Maldonado, y lanzarla como restaurant.

Allí, junto a su pareja, reciben a los diferentes comensales que se acercan y les hacen vivir una experiencia única.

El restaurant funciona en la parte de atrás de la casa, en la que hay una mesa con espacio para que grupos de hasta 20 personas puedan disfrutar de esta experiencia.

Fabio Alberti allí se encarga absolutamente de todo: compras, cocina, mozo y hasta es el anfitrión de esa comida.

Si bien la idea es poder recrear la clásica sensación de ir a comer a la casa de un amigo o un familiar, el actor sumó nuevos socios a su cocina, por ejemplo un vecino de la zona que elabora sus helados artesanales de gustos muy exóticos: remolacha, salvia o avellanas.

“Lo hago tranquilo, con reservas. Cuando no tengo ganas les digo que está lleno, me llaman cinco días antes y les digo: ‘No, no, está lleno’. Pero en realidad no tengo ganas de trabajar ese fin de semana. Deben pensar: ‘Wow, llamé cinco días antes y estaba lleno’. Mentira, no hay nadie. Ahora se están enterando que cuando estaba lleno en realidad era porque no quería trabajar”, confesó con su clásico humor al medio uruguayo Galería.

Otro dato no menor es que el destacado menú que ofrece. Y es que ninguno de los comensales conocen de antemano con qué se van a encontrar para comer ese día.

Sólo hay que aclarar si hay algún vegetariano entre los asistentes, que degustarán siempre platos hechos con materias primas que compra Alberti a productores de la zona.

Lo único que sí se supo resaltar sobre el menú fue: “Porciones grandes porque el tamaño importa”.

Una cena especial: el Moonchoting

A tono con su creatividad, Alberti creó una celebración que bautizó como “Moonchoting”, que se hace en cada salida de luna llena.

A veces se sirve choripán, sándwich de paleta de cerdo o de milanesa, bebida y postre.

Todo esto alrededor de un fogón, ya que la idea es ver la salida de la luna llena mientras se degusta el plato al aire libre.

Si bien el menú es variado, el precio que se ofrece tiene todo incluido. La experiencia de ir a este original restaurant cuesta $ 2.200 uruguayos, que traducido en pesos argentinos serían $ 5.262 por persona.

Entrada, plato principal, postre y bebida, que puede ser limonada, agua o vino.


Author: Cucinare

Denuncia que un vecino se queda con los pedidos que hace por delivery: “Me roban la comida”

Valen Martínez, nutricionista de Cucinare, posteó videos en las redes para...

San Valentín: 7 opciones para ir a disfrutar de una comida tan romántica como inolvidable

Desayuno, almuerzo o cena. Descubrí diferentes propuestas para compartir con...

Comentarios

Your email address will not be published.