Productos de estación: temporada de berro

Por qué hay que amar a esta maravillosa planta.

El berro es una planta acuática que ha sido injustamente olvidada por verduleros y consumidores. Suele darse al lado de un flujo de agua corriente, siempre pura y clara, y se lo asocia a parajes bucólicos. Crece en ramilletes, sus hojas son de color verde oscuro y pequeñas flores de hojas blancas. Y lo mejor es que está en plena temporada.

Lo más peculiar del berro está en su indefinible y atractivo sabor; es una mezcla de amargo frescor con un dejo levemente picante y ferroso. Es ideal para acompañar carnes, aunque se lleva muy bien con los quesos azules, pescados grasos y contrasta bien con el dulzor de la remolacha.

“Es delicioso, aunque últimamente desapareció de los mercados”, afirma Martín Molteni, uno de los referentes culinarios de la Argentina que suele emplear muchos productos de la región. “Es fantástico cuando crece a la orilla de los arroyos, como me tocó verlo en Jujuy. Allí lo comés y es riquísimo, un producto de un valor enorme. Me gusta comerlo crudo, solo, o emplearlo en sopas y cremas, siempre fresco porque le da más profundidad a la preparación”, afirma el experto.

A la hora de comprarlo, la planta tiene que estar rozagante, firme (si uno corta un tallo debe quebrarse y no doblarse), crujiente en boca. El color debe ser de un verde oscuro subido, no debe estar marchito. Da trabajo lavarlo porque junta mucha tierra, por eso conviene tomarse un tiempo y tener paciencia. Se puede guardar seco en la heladera, dentro de una bolsa, pero aguanta poco tiempo, apenas uno o dos días. Así que conviene comerlo en el momento.

Por si fuera poco es una poderosa fuente de antioxidantes, hiero y es rico en vitaminas A, C y K.

¿Te gusta el berro?


Author: cucinare

Comienza el ayuno para la comunidad musulmana: qué es el Ramadán

Conocé qué comen los musulmanes durante este mes de ayuno....

Luis XIV, el rey glotón que cambió la historia de la gastronomía para siempre

El monarca francés tuvo a los mejores cocineros de Europa...

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *