Mantecol: historia del dulce griego que se transformó en golosina porteña

Conocé cómo llegó a convertirse en un clásico de los kioscos.

Es curiosa la historia de cómo un antiquísimo dulce griego se convirtió en una de las golosinas predilectas de los argentinos. En realidad, el halvá o chalwás, como se lo conoce en Salónica (norte de Grecia), es un postre que se elabora con un 50% de semillas de sésamo tostadas y molidas (tahine), y una mezcla caliente de glucosa y azúcar. Una vez frío y duro se transforma en una exquisitez que merece ser probada.

Juan Georgalos era un griego nacido en 1882 en Estambul, antigua Constantinopla (aunque se especula que también pudo haber nacido en Gyos). Era un hábil comerciante con visión de negocio que se dedicaba a la elaboración de panificados y la compra-venta de cereales. Su hijo Miguel, al igual que sucedió con muchos griegos, en 1921 fue expulsado de Estambul por una disposición del gobierno turco, y se fue a vivir con unos parientes que estaban establecidos en Polonia. Estos parientes se dedicaban a la fabricación del halvá, que vendían localmente, y fue allí donde Miguel Georgalos aprendió los secretos del dulce.

Años después, el hombre intuyó la amenaza que se cernía sobre Polonia y, previo a la II Guerra Mundial, emigró a la Argentina con la receta y el know how del halvá bajo el brazo. Aquí armó en 1939 su primera fábrica, en el barrio de Floresta, e introdujo variaciones a la preparación original a fin de adaptarlo al paladar local. Y, como nombre le puso Mantecol, porque lo dio de probar a una señora que le dijo “que parecía manteca”.

El producto fue un éxito, aunque no fue sólo por las virtudes culinarias y calóricas del dulce. Georgalos fue un pionero en la publicidad del producto, ya que se apalancó en el talento de los dibujos animados de García Ferré, además de una innovadora campaña que realizó en los colegios. Luego de años de éxito comercial, la marca se vendió en 2001 al grupo Cadbury Schweppes, que también introdujo cambios en la fórmula. Sin embargo, las barritas de Mantecol se siguen viendo en la mayoría de los kioscos porteños, aunque pocos conocen el origen del producto.

¿Conocías la historia del Mantecol?


Author: Cucinare

12 Comentarios

  1. Marcelo dice:

    Sí, conozco la historia, trabajo en la empresa Georgalos en Río Segundo Córdoba. Actualmente Georgalos fabrica el postre mencionado bajo la marca “NUCREM” que esta hecho con la receta original, por lo que es mas sabroso y mas natural

    Saludos desde la Río Segundo, capital argentina del NUCREM

    • Norma Aranda dice:

      Tengo entendido que lo que se vendió es la marca, y que Georgalos conservó la receta original que comercializa con el nombre de Nucrem. Es mucho más rica que la actual Mantcol.

    • Ezequiel dice:

      Por Favor Marcelo, necesito saber como hacen esos hilos blancos de caramelo, y si el nucrem está hecho en “capas”. Lo que me puedas ayudar, te super agradezco.

      Saludos y muchas gracias!!

      Mi mail es [email protected]

      Ezequiel

      • Rubén dice:

        Hola Ezequiel,

        Los hilos blancos son del merenque italiano de base donde se agrega después la pasta de mani. O sea es una receta clasica de turron o nougat, donde los frutos secos son reemplazados por pasta pura de fruto seco y se puede hacer con cualquier fruto seco.
        En medio oriente todos lo hace con pasta de sésamo (Tahini) en Rusia de girasol y en Argentina con mani.

  2. Rosalía Schepens dice:

    Anécdota familiar. Mi padre estuvo internado varios meses con una dieta vegetariana muy estricta y, como nada le gustaba terminó desnutrido. Al trasladarlo a Buenos Aires para intentar otro tratamiento tenían que comenzar por nutrirlo, entonces el Dr. Baliña le dice: Sr. Schepens, a partir de ahora puede comer lo que quiera. Qué le traemos? Mantecol, respondió papá. Se repuso y vivió un montón de años más.

  3. Norma dice:

    Mantecol es lo maas!! Le encantaba a mi difunta madre me fascina a mi y ahora a mi hija..de generación en generación va la cosa!! 😍nos Encanta!!

  4. Valeria dice:

    Hermosas historias ,en particular a mí no me parece tan sabroso el de la marca Nucrem .

  5. Paulo dice:

    Que raro los porteños… Mantecol es de la fábrica Georgalos.
    Miguel Georgalos instaló la planta en la ciudad de Río Segundo, Córdoba, donde actualmente sigue. en esta zona hay mucha producción de maní, por eso… Nunca… NUUUUUUUUUUUUUUUUUUNNNNNCAAAAAAAAAA estuvo en Floresta.
    Soy nacido en Río Segundo, mi mamá es de allí, mis abuelos son de Villa María, viviendo allí muchos años.

  6. Veronica dice:

    Exquisito manjar , lástima que hace estragos en mi hígado..

  7. monica dice:

    Hol yo trabaje en la fábrica Georgalos en Av Segurola de Floresta que decir lo más es Mantecol y único

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *