El restaurant donde una moza sirvió por error una botella de vino de 6 mil dólares

Ocurrió en Manchester. Los comensales habían pedido un tinto de poco más de 300 dólares pero la mesera se equivocó…

Estos errores ocurren pocas veces en la vida, así que cuando te toque ser el afortunado, relajate y disfrutalo. En este caso, fue una pareja en un restaurant de Manchester, Reino Unido, quien se “sacó la lotería” al pedir para comer una botella de vino francés que en la carta valía 330 dólares y recibir, por error, otra muchísimo más cara, de 6.000 dólares.

El establecimiento se llama Hawksmoor y es una cadena de alta gama especializada en carnes y mariscos. Hasta allí llegaron estos afortunados comensales, quienes habían pedido un Château Pichon Longueville Comtesse de Lalande 2001, pero por el error de una moza, les terminaron sirviendo un vino ícono, el Château Le Pin Pomerol 2001.

En su cuenta de Twitter, el gerente del restaurant explicó lo sucedido: “Al cliente que accidentalmente le sirvieron anoche una botella de Château Le Pin Pomerol 2001, que cuesta 4.500 libras en nuestro menú, ¡espero que haya disfrutado su velada! Al miembro de nuestro equipo que accidentalmente lo regaló, ¡animate! Los errores excepcionales ocurren y te queremos de todos modos“, escribió con el típico humor británico.

Un vocero del restaurant explicó que la noche del accidente fue “muy ocupada”, por lo que le pudo pasar a cualquiera de los mozos que trabajó en ese turno.

Alguien tomó la botella equivocada, confundiéndola con otro vino de Burdeos de la misma cosecha. El vino salió y se sirvió al cliente. El cliente no sabía y fue solo después que uno de los gerentes se dio cuenta de lo que había sucedido”, explicó el vocero.

En cuanto al dueño del restaurant, Will Beckett, contó en una entrevista que “creo que llegaron sin reserva al bar, la moza le pidió a un gerente que trajera el vino que eligieron, y ella tomó una botella de algo que le pareció que era el vino que habían pedido. Algún tiempo después, otro miembro del equipo dijo: ‘Oh, alguien está bebiendo un vino muy caro, ¡y en el bar!’. Fue entonces cuando nos dimos cuenta. Pidieron una segunda botella y el gerente sugirió con mucho tacto que ordenaran una diferente, sin dejarles saber lo que había sucedido“, explicó.


Author: Cucinare

La fruta prohibida y venenosa no era la manzana, sino el tomate

Te contamos la extraña historia de un ingrediente fundamental de...

Comentarios

Your email address will not be published.