Consejo clave para la cuarentena: aprendé a limpiar el horno, paso a paso

Ahora que tenés un poco más de tiempo y estás cocinando mucho más, aprovechá para hacerle la limpieza que se merece.

Ahora que no estás a las corridas como durante el resto del año sin cuarentena, es tiempo de que libres la batalla contra un enemigo que tenés dentro de tu casa desde hace demasiado tiempo: la suciedad de tu horno.

Es probablemente el lugar que más se ensucia al ser utilizado de toda la cocina, pero para limpiarlo hace falta dedicación y tiempo, lo que no abunda en tiempos normales. Pero como el horno acumula restos de grasa y alimentos, su potencial para transformarse en microorganismos convierte a su limpieza en una tarea impostergable. Acá te contamos cómo hacerlo.

#1. Rejillas. Empezá retirando las rejillas y asaderas que tengas en su interior para limpiarlas con algún producto antigrasa por separado.

#2. Vidrio. Con un paño húmedo con agua caliente, pasalo por el vidrio de la tapa del horno, así vas ablandando la grasa acumulada.

#3. Antigrasa. Ya sea que elijas un producto natural (bicarbonato de sodio diluido en agua y aplicado con un pulverizador, o jugo de limón calentado en el horno a temperatura máxima durante 30 min.) o químico de los que venden en los supermercados, aplicalo con un paño o esponja.

#4. Tiempo. Dejá actuar el producto durante un rato para que vaya aflojando la grasa.

#5. Retiro. Ahora volvé a lavar el paño o esponja y usalo húmedo para empezar a sacar la grasa.

#6. Limpieza final. Repetí la operación con un paño humedecido en agua y dejá el horno abierto para su ventilación.

¿Cada cuánto acostumbrás a limpiar tu horno?


Author: Cucinare

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *