Naturalizar la inclusión laboral, el objetivo de una emotiva campaña por el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

“Debería ser lo más normal del mundo verlas incorporadas al trabajo formal. Y no como una cuestión especial ni apelando a la solidaridad de nadie”, explica Pablo Poncini, responsable creativo de la idea.

Si la posibilidad de acceder a un trabajo estable suele representar un desafío complejo para cualquiera, el escenario que enfrentan las personas que conviven con alguna discapacidad se convierte muchas veces en un muro imposible de atravesar. De acuerdo con cifras del INDEC, 10,2% de la población argentina posee algún tipo de discapacidad y sólo un 32,2% de ese universo logra acceder a un empleo formal.

Con motivo del 3 de diciembre, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y con el objetivo de mejorar esa estadística para que ese derecho a trabajar no sea vulnerado, las organizaciones Fundación Discar, ASDRA, La Usina, CILSA y el Centro Claudina Thévenet lanzaron una campaña que busca naturalizar la inclusión laboral.

Juli, el spot de la campaña creada por TBWA\Buenos Aires y realizado por Argentina Cine, transcurre en un local de McDonald’s, donde el protagonista, un joven con síndrome de Down, se convierte en el responsable de recibir a un nuevo empleado de uno de los locales de la firma Arcos Dorados, que participa de la campaña en alianza con las ONGs mencionadas.

La idea, pensada por la agencia de publicidad que comanda Pablo Poncini, apunta a cambiar el paradigma y percibir a las personas con discapacidad en un rol diferente al que la sociedad acostumbra en general a ubicarlos en los diversos ámbitos laborales.

Poncini, que es uno de los impulsores del proyecto, señala que “este es un tema con el que estoy muy comprometido personalmente”: el creativo publicitario es también el creador de Las 1.000 millas de Luca, un corto realizado junto con su hijo Luca, que nació con síndrome de Down, idea que mereció un León de Oro en CannesLions en 2014.

“Las personas con discapacidad no tienen que pedir permiso ni por favor, debería ser lo más normal del mundo verlas incorporadas al trabajo formal. Y no como una cuestión especial ni apelando a la solidaridad de nadie. Es un derecho y lo pueden ejercer, punto. Nosotros con el video buscamos expresar esto, hablando de inclusión con naturalidad y sin drama”, explica Poncini.


Author: Cucinare

Shakira recibió un set de ollas y sartenes de regalo y ahora necesito alguien que le enseñe a cocinar

La cantante recibió el presente directamente de Gwyneth Paltrow, responsable...

Gin real: la reina Isabel de Inglaterra tiene su propia marca del popular destilado

La soberana británica acaba de lanzar su propia bebida, elaborada...

1 comment

  1. ROXANA dice:

    EXCELENTE Tal cual . Son uno más!!!!Muy bueno se necesita así comí esto ma visualizaciones y más compromiso de inclusión .GRACIAS.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *