Vino Maradona: fue creado para exportar y ahora se convirtió en un lujo exclusivo para coleccionistas

Te contamos la historia de una etiqueta pensada para conquistar el mundo pero que hoy solo es consumida por unos pocos elegidos.

Esta historia tiene su inicio en 2003, cuando tres emprendendores argentinos decidieron elaborar un vino que estuviera vinculado al mundo del deporte. Guillermo Arcani y sus socios Fernando Córdoba e Iván Mersich lograron lo que muchos ni se imaginaban por ese entonces: que Diego Maradona se mostrara entusiasmado por prestar su nombre para un vino.

Fue así como, bajo el paraguas de la bodega Raíces del Agrelo, lanzaron el vino Maradona, en una primera edición de 30.000 botellas de dos varietales (Malbec y Cabernet Sauvignon) y dos blends (Cabernet-Malbec y Cabernet-Malbec-Syrah), en dos líneas, una premium y otra más popular.

Al principio fue muy bien aceptado por el mercado local y lo pudimos comercializar en las grandes cadenas de supermercados. Tuvimos un lanzamiento en Barrio Norte y un tiempo después en Nápoles”, explicó Arcani, en diálogo con La Nación.

El proyecto duró cuatro años, hasta que los socios se dieron cuenta que los costos de imagen superaban las ganancias. Sin embargo, por más que la producción quedó discontinuada, todavía se pueden encontrar botellas del vino en la plataforma de e-commerce Mercado Libre, a $ 5.600 cada una.

Incluso un vendedor decidió ofrecer la colección completa de los 4 vinos al precio de $ 52.000. Solo para coleccionistas.


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.