Una churrería porteña quiso abrir en Bariloche, pero los vendedores de waffles se lo impidieron a pura amenaza

Es El Topo, que denunció haber recibido amenazas y agresiones.

Increíble pero real: El Topo, una tradicional churrería porteña, quiso expandirse en la ciudad de Bariloche, pero el intento generó una reacción de los vendedores de waffles, quienes buscaron impedir a toda costa la llegada de esta nueva competencia, destruyendo las instalaciones.

“Hoy Emma, roedor de la 3ª generación, estaba solo entrando mercadería a su primer emprendimiento individual, la madriguera de Bariloche, y recibió agresiones físicas por parte del personal de la empresa Rudolf, waffleria que también vende churros”, es el mensaje de la empresa, denunciando la agresión de parte de otro comercio local.

Y prosiguió: “Lo amenazaron con que lo iban a sacar de ahí ‘a los tiros’, rompieron varios tarros de dulce de leche y entraron al local, rompiendo algunas maquinarias nuevas. Eran 8 contra 1. Por supuesto que Emma se defendió mientras intentaba llamar a la policía”.

Y agregó: “Emma tiene 28 años y forma parte de una familia de emprendedores. Siguiendo la tradición familiar, decidió instalarse en Bariloche y desde ahí expandirse a municipios aledaños. Cómo ustedes saben, nuestra política comercial es solidaria frente a comercios de rubros diferentes, inclusive con otras churrerías. Es un día muy triste para nosotros. Repito. 8 contra 1. Por supuesto que haremos las denuncias correspondientes”.

Y finalizó diciendo: “Hoy en Bariloche el sol no salió para todos. Hoy la rueda no giró. ‘Van a encontrar tu cabeza enterrada’. ‘Acá no vas a abrir nunca más’. ‘Olvídate de vender un churro’. ‘No sabés con quién te metiste’. Las frases que le dijeron a Emma los de Rudolf”.


Author: Cucinare

Avergonzó al padre en un restaurant al llegar la cuenta: «Lo mandó al frente»

Escribió un texto en la factura del restaurant que se...

“Nos está yendo muy mal”: la agonía de una de las mejores parrillas porteñas

Gastón Riveira, dueño de La Cabrera, reconoció las dificultades que...

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.