Comida casera: por qué es importante para el bebé

No es un proverbio chino pero sí una realidad: las primeras comidas de un bebé influirán en su salud y en lo que prefiera a lo largo de su vida.

Ya desde que está en el útero, a través del líquido amniótico, y una vez que nace, a través de la leche materna, el bebé percibe y disfruta de la comida con la que elige nutrirse su mamá.

Pero cuando empieza a incorporar sus primeras comidas caseras, un mundo lleno de nuevas experiencias llega a su vida: nuevos olores, sabores, colores, texturas que le dan placer, estimulan su curiosidad y, lo más importante, lo nutren de manera saludable.

No pasaría lo mismo si se tratara de comida envasada o lista para comer que venden en los supermercados.

Es un error pensar en que cocinar en casa es una pérdida de tiempo porque ningún producto envasado sustituye a la cocina casera y al acto de cocinar y significa cuiar la salud de los niños, niñas y de toda la famila.

Por otro lado, la experiencia de compartir y observar el momento de cocinar enriquece los vínculos, ayuda construir relaciones más equitativas entre mujeres y varones, genera emociones nuevas, estimula el uso de los cinco sentidos, el vocabulario y las costumbres familiares que así trascienden de generación en generación.

Con respecto al aspecto nutricional, cuando se opta por la comida casera…

#1. Se pueden decidir los ingredientes y las formas de cocción

#2. Se puede controlar la cantidad de azúcar, sal y el tipo de grasa.

#3. Se evita el uso de colorantes, conservantes y otras sustancias artificiales.

#4. La comida casera amplía el abanico de comidas saludables.

Si querés más información, visitá el sitio de Sabores de la infancia de UNICEF.


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.