Les quisieron cobrar extra por mesa numerosa: se negaron a pagar y denunciaron al dueño por violento

Un grupo de mujeres armó un escándalo en un restaurant porque les querían cobrar un 30% de propina.

Un grupo de clientas se sentó a comer en un restaurant, pero cuando llegó la cuenta se negó a pagar y denunció que el dueño las agredió, insultó y golpeó.

El conflicto comenzó cuando les llegó la cuenta y las mujeres se quejaron por el elevado costo de la consumición.

Sin embargo, las cosas empeoraron cuando el dueño intervino y, de acuerdo con el testimonio de las comensales, las insultó y les pegó.

El incidente ocurrió en el restaurant Wolfie’s, ubicado en Texas, Estados Unidos; al día siguiente, las supuestas víctimas salieron en distintos medios para denunciar lo que había pasado.

Al ser afroamericanas, las denunciantes tambibén acusaron al dueño por tener una actitud racista.

Según trascendió, el problema se centró en el monto a pagar de la propina.

Si las mujeres reclamaron que se les cobrara solo el 18%, el dueño reclamó el 30%, un monto especial para mesas numerosas. Y la de las clientas tenía 11 comensales: 6 mujeres y 5 menores.

El escándalo creció tanto que incluso un activista de los derechos de la comunidad afroamericana organizó una conferencia de prensa delante del establecimiento.

“Cuando llegó el momento de pagar la factura, no estuvieron de acuerdo«, dijo Quanell X, el activista, en diálogo con FOX 26.

«La propina era demasiado alta, del 30%, cuando todo el mundo siente la presión económica«, agregó.

Dijo insultos raciales. Nos llamó arruinados«, acusó Jasmine Scott, una de las mujeres que denunciaron la agresión del propietario.

El dueño dio una versión distinta de los hechos: “Lamentamos profundamente que este incidente se haya salido de control… las mujeres se rehusaron a pagar la cuenta de 385 dólares, la misma sigue impaga».


Author: Cucinare

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.