La costumbre sueca a la hora de comer que sorprende a los argentinos

En Suecia es imposible quedarte a comer en una casa sin invitación previa, a pesar de estar en el lugar al momento de la comida.

Una conversación en un foro de Reddit generó tanto revuelo en suelo argentino que llegó a todas las redes sociales, en especial a Twitter.

Un usuario preguntó: “¿Qué es lo más raro que tuviste que hacer en la casa de alguien por su cultura o religión?”. Y la respuesta generó piel de gallina en algunos…

“Recuerdo ir a la casa de mi amigo sueco. Estábamos jugando en su habitación y su mamá gritó que la cena estaba lista. Y no vas a creerlo. Pero me dijo que ESPERE en su cuarto mientras comían. Esa mierda fue bastante salvaje”, escribió uno.

Y otro contestó con una historia similar: “Me quedé a dormir a lo de un amigo. Cuando se despertó me dijo que iba abajo unos minutos. Después de 15 minutos me asomo a ver dónde estaba y estaba toda la familia desayunando. Cuando me ven mi amigo me dice que ya casi terminaba, que ya subía. 25 años después, todavía pienso en eso”.

Esas situaciones parecen increíbles en nuestre cultura, donde el dicho “donde comen dos, comen tres” es más que popular…

¿Cómo no vas a invitar a tu amigo a comer?!

Lo mismo se preguntaron miles de tuiteros que compartieron sus experiencias y, obviamente, llenaron la red de memes.

El #SueciaGate llegó a toda la comunidad hispanoparlante de América y cruzó el océano hasta España e Italia, donde el nivel de indignación y sorpresa fue el mismo.

“La parte más graciosa de mi mañana fue cuando descubrí que la comunidad latina, española e hispánica, se enteró de que los suecos no le dan de comer a huéspedes inesperados“, escribió una tuitera y se llenó de likes y respuestas.

Gabriel Orqueda, un periodista argentino, habló con su amiga Fanny Wellén (34), una sueca que vivió y se enamoró de Buenos Aires, y logró confirmar la -para nosotros- rara costumbre sueca: “Mi amiga Fanny me cuenta que su hospitalidad cuando la visité fue una excepción“.

“Cuando era niña era así. Estaba en la casa de un amigo y yo tenía que esperar en su dormitorio mientras su familia cenaba o me iba a casa“, respondió Fanny.

Y en conversación con Cucinare, agregó: “Pero es una costumbre de nuestros padres, los más jóvenes ya no somos así”.

¿Por qué creés que somos tan diferentes de los suecos?


Author: Cucinare

Le cobraron 4.600 pesos y se quejó en las redes: “Me parece un afano”

Fue a tomar unas cervezas con amigos y el ticket...

Empanada de chocolate, la receta que divide opiniones

No son pocos los que se animan a usar este...

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.