Clovis Taittinger, el señor de las burbujas, de paso por Argentina

El propietario de una de las champañeras más prestigiosas del mundo estuvo de visita en Buenos Aires.

“Te-tan-yer”. Más o menos así se pronuncia este apellido galo con aire germano que inmediatamente remite a una de las más gloriosas champañeras de Francia. Y el mismo Clovis Taittinger, director, heredero y su actual deputy manager de la prestigiosa firma presentó sus etiquetas en La Mansion del Four Seasons.

La casa Taittinger se fundó hace tres siglos, en 1734, y sus bodegas están construidas sobre antiguas galerías excavadas durante el período galorromano. Sobre ellas se alzaba la Abadía de Saint Nicaise, construida en el siglo XIII y derruida durante la Revolución Francesa. La familia, comerciantes de vino de origen alsaciano, emigró a París en 1870 durante la guerra Franco-Prusiana, en orden de conservar su nacionalidad francesa (Alsacia y Lorena fueron anexionadas al Imperio Alemán luego de la derrota gala).

En 1915, durante la Primera Guerra Mundial, el joven oficial Pierre Taittinger fue asignado al jefe de personal del General de Castelnau, que residía en el Château de la Marquetterie, ubicado en el corazón de los viñedos de Champagne. Pierre Taittinger se enamoró del château, pero nunca imaginó que un día se convertiría en el comienzo de la saga familiar. Con los años, Pierre se transformó en un destacado político y en 1932 compró el château. Pierre Taittinger estuvo muy involucrado en su vida política, por lo que confió el negocio a Paul Evêque, su cuñado, y después a sus hijos, François, Jean y Claude.

En 2005 Taittinger se vendió al fondo de inversión norteamericano Starwood Capital Group, pero en 2006 regresó a manos de la familia ya que Pierre-Emmanuel, otro miembro de la familia, la recobró con el apoyo del banco Crédit Agricole. Actualmente, Pierre-Emmanuel trabaja en compañía con sus hijos, Vitalie y Clovis, este último de visita en Buenos Aires, graduado en historia y egresado de la escuela de negocios EDHEC.

“En Taittinger decimos que el honor de una casa radica en la calidad de su champaña no vintage. Es por esta razón que Taittinger hace un Brut Réserve cada año cuya calidad ofrece una consistencia absoluta, y que es reconocida en todo el mundo”, afirma Clovis Taittinger, en referencia a su etiqueta. Este Champagne está compuesto por un 40% de Chardonnay y un 60% de Pinot Noir y Pinot Meunier, que proceden de más de 35 viñedos diferentes y de varias vendimias perfectamente llevadas a maduración.

Deambulando amablemente por los salones de La Mansión, Clovis se hizo tiempo para hablar con todos los invitados y la prensa. También presentó el Taittinger Prestige Rosé, un rosado exquisito de primera categoría, y uno de sus top de gama, el Comptes de Champagne Blancs de Blancs 2006, que sólo se elabora en los años que reúnen las condiciones excepcionales; su cosecha está elaborada al 100% a partir de chardonnays de los más viñedos de las prestigiosa Côte des Blancs, y sólo se produce cuando la vendimia resulta ser de una excepcional calidad y digna de merecer una añada.

El Champagne, que acaba de ser presentado en sociedad, será distribuido por “Ley Seca y se conseguirá en las mejores enotecas del país”.

¿Habías escuchado hablar de esta champañera?


Author: cucinare

Vino argentino: la cosecha 2019, la mejor de las últimas décadas

El clima permitió que fuera de buena calidad y abundante,...

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *