Cenas clandestinas: la respuesta de Dante Liporace, el cocinero señalado por los rumores

El chef de Casa Rosada durante la gestión de Mauricio Macri compartió una imagen de su restaurant en redes sociales.

Entre las incontables consecuencias que la pandemia del coronavirus provocó en la economía argentina, uno de los rubros más castigados por derivaciones de la enfermedad es el gastronómico.

El cierre obligado de todo tipo de bares y restaurants, que solo trabajan en modalidad delivery y take away, ha generado situaciones de extrema gravedad en un sector que ya venía golpeado desde 2019, cuando alrededor de 2.300 locales cerraron, con la consecuente pérdida de unos 150.000 puestos de trabajo, 15.000 de ellos en la ciudad de Buenos Aires.

La llegada del Covid-19 agravó a niveles nunca vistos la crisis, que en muchos casos terminó con el cierre definitivo de más locales, más puestos de trabajo perdidos y una merma en los ingresos: se estima que cerca de un 80% de los trabajadores del rubro están cobrando la mitad de sus salarios.

Luego de más de 140 días de aislamiento social preventivo y obligatorio, comenzaron a circular rumores de restaurants y bares que abrían de manera clandestina, desafiando las circunstancias y a la búsqueda de amortiguar sus pérdidas.

Aunque nunca trascendieron denuncias formales fuera del ámbito de los medios, el único nombre que circuló fue el de Dante Liporace, responsable de la cocina de Casa Rosada durante la gestión de Mauricio Macri, y cuyo proyecto Mercado de Liniers comenzó a funcionar pocos días antes de se estableciera el primer decreto presidencial que obligaba al aislamiento.

Días después de que estos rumores cobraran importancia en los medios de comunicación, el propio Liporace decidió por primera vez referirse a la situación con un tuit en su cuenta personal:

Con la imagen, Liporace responde y desmiente a las acusaciones.


Author: Cucinare

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *