Wanda Nara disfrutó de un clásico chupetín argentino durante otra salida de soltera en Milán

La mediática visitó un restaurant argentino donde de postre le ofrecieron el tradicional Pico Dulce.

La crisis con Mauro Icardi parece no tener fin, pero a Wanda Nara tampoco daría la sensación de preocuparle demasiado.

Es la mediática no solo decidió poner distancia de su esposo luego del escándalo que se generó por los chats y el supuesto encuentro del futbolista con Eugenia China Suárez, sino que después de perdonarlo, ahora parece que no habría vuelta atrás.

Por eso, la empresaria se tomó nuevamente un avión para Milán, su segundo hogar, donde medita sobre lo que va a hacer con la relación con su marido.

Sin embargo, Wanda está lejos de quedarse encerrada y pensativa en su casa. Decidió, en cambio, que es un buen momento para mimarse y hacer algunas salidas nocturnas de soltera.

Para ello, se juntó con una gran amiga, la argentina Bárbara Rohner, que conoció cuando llegó por primera vez a Milán con Icardi, y fue la correntina la que los alojó en el hotel que maneja, mientras los Icardi refaccionaban su casa.

Esta vez, Wanda y Bárbara fueron a comer a un clásico de la cocina argentina en la ciudad, la parrilla El Porteño Arena, ubicada en el barrio de Porta Tenaglia, no demasiado lejos del departamento de la mediática.

Y allí, la modelo se retrató comiendo un Pico Dulce, la clásica golosina argentina, con el poste exhibidor de estos chupetines.


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.