Los mejores bares de tragos de Buenos Aires: las barras dicen presente en los Premios Cucinare 2021

Todos los nominados en la categoría Mejor Barra.

Para celebrar el regreso de las salidas a comer y beber, Cucinare decidió premiar a los mejores en cada rubro, por su esfuerzo después de un 2020 lleno de dificultades y con muchos meses de persianas cerradas.

Por eso, este año podés votar los Premios Cucinare 2021 y elegir tus lugares preferidos para salir a comer y también a los mejores influencers gastronómicos.

Te contamos los candidatos a Mejor Barra:

#. Dada Bistró. Singular como pocos, sobrevive a crisis y tendencias. En su estética tiene un dejo afrancesado, pero en el espíritu se parece a un pub, donde los clientes concurren con fidelidad canina a comer los platos del día y a probar cocktails en la barra o en las mesas a la calle. San Martín 941, Retiro.

#. Verne Club. Bar de Palermo que rinde homenaje al gran escritor galo, obra de Federico Cuco, cantinero desde hace 30 años, historiador del arte de la coctelería, maestro y referente internacional.

Fue elegido en 2019 entre los 100 personajes más influyentes de la coctelería a nivel mundial. Son imperdibles los claritos y martinis, los tragos a base de absenta y los hot dogs de la casa. Medrano 1475, Palermo.

#. Florería Atlántico. Multipremiado speakeasy ubicado en un subsuleo que en la planta baja tiene un negocio de venta de flores, vinilos y vinos.

A un costado, una reluciente puerta de cámara de frío conduce a las entrañas de un bar, un tanto estrecho y oscuro pero simpático, donde se pueden dar cuenta de los tragos del equipo de Tato Giovanonni, como las eclécticas versiones del Bloody Mary y tragos a base del gin Príncipe de los Apóstoles, de factura nacional.

En 2021 fue seleccionado como tercer mejor bar del mundo por el The World’s 50 Best Bars. Arroyo 872, Retiro.

#. Doppelgänger Bar. Guillermo Blumenkamp, harto de una exitosa pero tediosa tarea ejecutiva en el exterior, pateó el tablero y de dedicó en cuerpo y alma a su bar de San Telmo.

Cuida con celo la excelente cristalería de la casa, el hielo que ofrece y la calidad de los insumos. El resultado es un bar de alta coctelería donde sirven desde clásicos hasta preparaciones de autor. Av. Juan de Garay 500, San Telmo.

#. Presidente Bar. Sebastián García, el bartender del momento, es la cabeza de este elegantísimo dentro de un petit hotel de Recoleta. Tal como dijo la periodista Allie Lazar, “es una combinación entre Mad Men, servicio de hotel cinco estrellas y cocktails estelares”. Quintana 188, Recoleta.

#. 878. Fue creado en 2004 por Julián Díaz y Florencia Capella. Comenzó como un bar anónimo, escondido detrás de una puerta y número capicúa en una solitaria calle de barrio.

Desde ahí se alzó la bandera de la calidad, tanto en las bebidas, en la materia prima, en los jugos naturales, como en la calidez profesional de los bartenders.

Desde sus inicios es, también, un lugar querido por la industria, elegido por los que se desempeñan en el rubro gastronómico para reunirse a la madrugada, después de salir del trabajo. Thames 878, Palermo.

#. Uptown. Es, en pocas palabras, un bar dentro de un subte; una experiencia diferente a la que se ingresa bajando por las escaleras hasta una estación subterránea. Una vez traspuestos los molinetes, las puertas de un vagón desembocan en un bar cuya barra está comandada por el talentoso Luis Miranda. Arévalo 2030, Palermo.

#. Frank’s. Auténtico viaje a la década de 1920, en plena Ley Seca, donde la gente se reunía a beber en los speakeasy. Para ingresar hay que tener un código secreto y marcarlo en una cabina telefónica, lo que permite el acceso a un elegante y lujoso salón donde preparan excelentes cocktails, tanto de factura clásica como contemporánea. Arévalo 1445, Palermo.

#. Boticario. Bar ambientado como una antigua farmacia, lleno de frascos y elixires para curar dolencias, sólo que en este caso no son medicamentos sino cocktails lo que la casa dispensa. Honduras 5207, Palermo.

#. Trade Sky Bar: Bar estilo Art Decó, movimiento gestado a principios del siglo XX a partir de las influencias como el futurismo y el cubismo, y también regido por las pautas de la Bauhaus.

El solar consta de tres pisos, con elegantes espacios, la coctelería a cargo de Lucas López Dávalos, mientras que los fuegos son responsabilidad Dante Liporace. Av. Corrientes 222, Microcentro.


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.