Un policía arrestó a un repartidor de delivery y tuvo que entregar el pedido a domicilio

El oficial llegó a la casa de la familia con el pedido que llevaba el delivery que fue detenido tras varias causas en su contra.

Lo que menos pensó este policía es que su día terminaría con él llevando un pedido de delivery hasta la puerta de la casa de una familia.

Un agente que trabaja en Dakota del Sur, Estados Unidos, tuvo que dejar atrás su uniforme de personal de seguridad y ponerse en el rol de repartidor de comida rápida.

Es que el delivery que debía entregar el pedido quedó detenido justo antes de hacer su trabajo.

Todo ocurrió el pasado 25 de enero en la ciudad de Sioux Falls, cuando efectivos policiales detuvieron en una parada de tráfico al delivery porque tenía varias órdenes de arresto en su contra.

Si bien aún se desconocen los motivos por los que era buscado, los agentes procedieron a su detención.

Tras este suceso, un policía local tuvo que entregar el pedido que el hombre arrestado llevaba en su vehículo e ir a entregarlo a la familia que aún esperaba en su casa la comida.

Lejos de negarse, el policía se acercó hacia el domicilio y llevó el pedido sin dudarlo. 

Al llegar, las cámaras de la vivienda registraron todo el hecho, que luego fue viralizado.

En las imágenes se puede ver al oficial, luego identificado como Sam Nuhr, llamando a la puerta y alcanzando los paquetes junto a una bebida a una mujer.

“Sé que no soy a quién estaba esperando, pero su repartidor fue arrestado, así que pensé en traer la entrega para usted”, expresó el policía.


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.