Pidió una hamburguesa por delivery y llamó al local para quejarse: “La tiré pese a que mi hijo la quería comer igual”

Una mujer encargó a McDonald’s pero descubrió que alguien le había pegado un mordisco a su pedido.

Una mujer que vive en el barrio de Chelsea, en el sudoeste de Londres, encargó por delivery una hamburguesa con queso a la cadena McDonald’s, pero cuando recibió el pedido, se llevó una sorpresa muy desagradable.

Tanto que su posteo con la foto del pedido se volvió viral enseguida.

Natalie Oxford, de 39 años, es la clienta que había encargado una cheeseburger para que se la entregaran en su casa.

El pedido incluía otra hamburguesa para su hijo de 16 años y lo hizo a través de la plataforma JustEat.

Sin embargo, cuando abrió el paquete, la sorpresa fue mayúscula al comprobar que alguien le había pegado un mordisco a su sándwich.

“Ok… Me ha llegado mi hamburguesa con queso y parece que alguien le hubiera dado un bocado… ? @JustEatUK #WTF (LPM)”, acusó la clienta en su posteo en Twitter, junto con una foto de la hamburguesa mordida.

La mujer contó que el pedido le había llegado en una bolsa sellada, por lo que sospechó que alguien del local de McDonald’s donde la elaboraron fue el que se comió un pedazo.

Por su parte, el local negó que alguien hubiera “manipulado” la hamburguesa en sus instalaciones.

En cuanto a JustEat, le escribió para decirle que “no nos agrada ver esto. Nos encantaría echarle un vistazo más de cerca, así que cuando puedas, envíanos un mensaje privado con tu número de pedido y nos ocuparemos del caso”.

Finalmente, Natalie contó que a su hijo no le importó lo sucedido.

“Dijo que le cortara la parte mordida para que se comiera la otra mitad, pero tiré la hamburguesa. Afortunadamente, había pedido otras cosas, así que aún pudo comer algo”.


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.