5 milanesas premium que deberías probar

El plato emblemático de la cocina argentina tiene versiones inolvidables, recomendadas especialmente por un experto en carne argentina.

Por Leno Volpe

Recomendar milanesas es dificilísimo. Para empezar, ninguna le va a ganar a la de tu mamá: ¡la memoria emocional es muy dificil de vencer!

Después está el bodegón de tu barrio, todos conocen ese lugar donde está su milanesa preferida, esa referencia imbatible. Por eso no te digo que estas milanesas sean “las cinco mejores de Buenos Aires”.

Ni yo ni nadie probamos todas las milanesas de la ciudad como para poder decir eso.

Pero sí me parece piola rescatar a lugares que hacen milanesas con un plus, donde se cuida la calidad de la materia prima, la técnica, y se le da un toque al producto para que sea mas rico.

La milanesa es uno de los platos mas emblemáticos argentinos y está bueno que la valoremos, que se puedan hacer versiones modernas que revaloricen lo clásico.

Por eso te propongo probar estas milanesas, que no seé si son mejores o peores que las que vos conocés, pero a mí me encantan todas y creo que las tendrías que probar.

Las une que tienen materia prima de excelente calidad, todas tienen una vueltita de tuerca y fundamentalmente son muy ricas.

#1. Orgánica en RS esquina, $ 1.600.

Es una de mis parrillas preferidas de la ciudad y una de sus principales características es que trabaja carne de pastura certificada.

La milanesa suelen hacerla de nalga o cuadril y sale napolitana con tomates italianos y muzzarella de búfala.

El sabor de la carne es fantástico, así como la de todos los ingredientes que la acompañan, de las más sabrosas que vas a poder probar en Buenos Aires.

Las papas fritas triple cocción acompañan muy bien, pero recomiendo probar algunas de las ensaladas con vegetales a la parrilla, una mejor que otra.

De postre, el panqueque con dulce de leche y avellanas es de los mejores de Buenos Aires.

#2. De barrio y de manual en Loreto Garden Bar, $ 1.080.

Un clásico de Colegiales: Loreto es un oasis en Buenos Aires para comer relajado entre árboles y plantas, con comida casera y un ambiente super tranqui.

Sus milanesas son de peceto y salen con arroz japonés con queso y crema de espinacas. La carne es muy tierna, con excelente rebozado y fritura. Para mí son milanesas de manual.

Las guarniciones no se quedan atrás: el arroz extracremoso y una crema de espinaca tan pero tan rica que logra el milagro de no hacerte extrañar a las papas fritas.

Cocina sencilla pero honesta, buena técnica y sabores bien logrados. La milanesa ideal para levantar un día de semana.

#3. Rebozada en puré en Madre rojas, $ 950.

Una nueva parrillita que la está rompiendo en el barrio porteño de Villa Crespo.

La tira de asado es de las mejores de la ciudad, al igual que sus guarniciones, pero la milanesa se trae lo suyo.

La carne que usan es arañita, el famoso “corte de carnicero”conocido por ser tierno y muy sabroso. Antes del pan rallado pasa por huevo, ajo, perejil… y puré de papa.

La intención no es hacer una mila que tenga puré incorporado, sino darle una capa de suavidad al rebozado entre la carne y lo crocante.

Jugado, pero garpador, el resultado es brillante, riquísima.

La mila sale con cualquier guarnición de la carta, así que te podés pedir la de puerros a la parrilla con puré, una combinación ganadora.

#4. Asiática en Tora, $ 1.350.

Bueno, esta en teoría no es una milanesa pero en los hechos es una milanesa.

A ver, Tora es un restaurant asiático que la rompe y entre sus platos tiene el Katsu Sando, que básicamente es un sandwich de milanesa japonés, aunque tiene varias diferencias con nuestro querido sánguche de milanga.

Para empezar, se suele usar carne de cerdo cortada relativamente gruesa, se reboza con panko, el pan rallado japonés que es muy crocante y, honestamente, más rico que el que usamos nosotros.

El pan también es japonés: el famoso shokupan, un pan de leche muuuy suave y ligeramente dulzón. En Tora lo tuestan con manteca y queda muy rico.

El sándwich se completa con repollo blanco y mayonesa de kimchi.

El resultado es perfecto, un relleno bien crujiente y sabroso, en una cama del pan más suave y sabroso que puedas probar. Delicioso.

#5. Mi preferida en El Preferido, $ 2.800.

El otrora clásico bodegón hoy modernizado, es uno de los mas elegidos por los vecinos de Palermo.

La milanesa viene en porción para compartir, es de bife de chorizo pero tierna como lomo, un apanado hecho con pan rallado casero y tiene todo lo que una milanesa debe tener: crujiente por fuera, tierna por dentro y muy sabrosa.

Para mí esta milanesa es un 10.

Las papas fritas triple cocción son la guarnición perfecta para acompañarla, y humildemente creo que es el mejor dúo de milanesa con papas fritas que haya probado alguna vez.

De postre, el helado de sambayón le da un cierre perfecto a la comida.

#. Bonus track: de molleja, en Junta Milanesas, $ 1.600. 

Julián Príncipe es el nieto del Rey de las Mollejas y vende milanesas. Sí, esa es una frase real.

Siguiendo el legado familiar,  Julián se instaló en el Mercado del Progreso donde vende milanesas en versiones novedosas.

La más flamante es la milanesa de molleja que sale en combo con un cremoso de papa.

¿Qué te puedo decir? Todo lo rico de la molleja con todo lo rico de la milanesa.

El plato lógicamente es una bomba así que no es para todos los días, pero definitivamente es algo que tenés que probar una vez en la vida.


Author: Cucinare

Kombucha, la bebida saludable que ya es tendencia pero que es peligrosa si se prepara en casa

De origen japonés, muchos aseguran que es milagrosa. Sin embargo,...

Tablas de madera, un utensilio tradicional que requiere cuidados muy puntuales

El lavado de este tipo de superficies es clave para...

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.