Burrata, el queso italiano que conquista el paladar argentino a pura cremosidad

Te contamos dónde degustar el queso de pasta hilada que nació por casualidad.

A pesar de las crisis, los argentinos son fanáticos del queso, hoy casi un artículo de lujo.

Según datos de 2019, el país es el quinto productor a nivel mundial y el consumo per cápita es de 12 kilos anuales, el mayor de América latina.

Pero por optimistas que resulten estas cifras, en cuanto a variedades, las góndolas de los supermercados sufren de una extrema pobreza: las figuritas repetidas son port salut, cuartirolo, muzzarella, quesos untables y en barra.

Sin embargo, existen algunos quesos artesanales que merecen el mayor de los respetos. Y uno de ellos es la burrata.

El nombre proviene del italiano “burro” (manteca), queso de pasta hilada, similar a la mozzarella.

Tiene forma de bola, se amasa y se estira para lograr una suerte de bolsita redonda que se rellena con un poco de crema fresca y stracciatella.

Al cortarla en el plato, la crema desborda, un verdadero manjar, y siempre hay que comerla fresca.

También hay que tener en cuenta que en Italia es un producto con denominación de origen.

Se dice que nació a principios del siglo XX, cuando debido a una nevada, un ganadero de Andria no pudo entregar su producto decidió conservarlo en una especia de bolsa de pasta hilada, para no desaprovechar la crema.

Si querés probar las más ricas burratas de Buenos Aires, estas son nuesdtras recomendaciones:

#1. Cucina Paradiso. Donato de Santos rinde culto a la burrata, ya que ofrece media burrata aromatizada a la trufa negra, sobre endivias y hongos Portobello laminados, con un aliño de trufas negras.

Arévalo 1538, Palermo.

#2. Piégari. El clásico restaurant de La Recova, cuya cocina capitanea Guillermo Vanucci, tiene entre sus antipasti una burrata en colchón de rúcula, tomates cherry y jamón crudo, combinación típica que hay que experimentar.

Posadas 1042, Retiro.

#3. Aldo’s. En la renovada carta creada por el chef Leo Azulay se destaca una porción de 125 gramos de burrata Arrivata, servida sobre un hummus de arvejas tibio, acompañado de panceta española crocante, queso pecorino patagónico y hojas de kale.

Arévalo 2032, Palermo.

#4. Il Gardino Romagnoli. En este novedoso restaurant italiano, el producto se usa en la pizza Romagnoli, hecha con una base de salsa de tomate natural, mozzarella, tomates cherry, prosciutto di Parma de origen italiano y morrones asados al horno, coronada con una burrata al medio, olivas negras y hojas de rúcula fresca.

Carlos Pellegrini 1576, Retiro.

#5. Mil y pico. El menú del local del maestro pizzero Danilo Ferraz cuenta con entradas como la burrata servida sobre un espejo de aceite de oliva extra virgen y reducción balsámica.

Viene acompañada de un mix de tomates (reliquia, secos y cherry), hojas de rúcula, granadas y alguna fruta de estación grillada, como higos o duraznos, todo coronado con escamas de parmesano, pimienta y sal marina.

Av. de Los Incas 5499, Parque Chas / Av. Dorrego 1194, Chacarita.

#6. Enero restaurant. Entre sus entradas hay burrata con salsa romesco (morrones asados, nueces, pan tostado y un toque de vinagre de jerez), pesto de albahaca, almendras tostadas, tomates orgánicos de temporada y aceite de oliva.

Avenida Rafael Obligado 7180, Costanera.

#7. Cosi Mi Piace. Tiene una pizza de burrata e prosciutto que lleva salsa de tomates italianos, rúcula fresca, prosciutto italiano y una contundente porción de burrata al centro, apenas bañada con un caramelo casero que aporta un contraste dulce.

El Salvador 4618, Palermo.

#8. The Pizza OTL. La propuesta del chef David Gdansky incluye antipastos de impronta italiana como el tostón de pan de masa madre pintado con pulpa de tomates orgánicos de La Plata.

Allí se posa una abundante porción de burrata de búfala con pesto de albahaca, boquerones en conserva de oliva, hojas verdes frescas y brotes de temporada (de cebolla, remolacha o cilantro).

Av. Caseros 424, San Telmo.

#9. Ninina. Una de las ensaladas más pedidas del menú es la que lleva zucchinis grillados a la plancha, tomates cherry asados en el horno con aceite de oliva y sal, jamón crudo nacional al estilo Parma italiano y 125 gramos de burrata fresca artesanal.

Gorriti 4738, Palermo/ Holmberg 2464, Villa Urquiza / Museo Malba, Barrio Norte / Quintana 213, Recoleta.


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.