Un cliente se quejó de una empleada en una hamburguesería y fue escrachado por racista y homofóbico

Un claro ejemplo de cuando el cliente nunca tendría la razón.

Joelma Figueiredo, una de las empleadas de Aliens’s Hamburguería, en Parnaiba, Brasil, vivió una situación de discriminación súmamente repudiable.

Un cliente no quiso aceptar su pedido porque, según explicó en una conversación via WhatsApp, había sido preparado por una persona que no era “de su agrado”.

La conversación de hizo viral y los mensajes de apoyo a la chica -y fuerte repudio hacia él- no tardaron en llegar.

“Almorcé allí el miércoles y vi que mi hamburguesa fue hecha por una persona que no me gustó“, escribió el cliente.

Ella era lesbiana y negra, ponete en mi lugar, la imagen de ustedes debería estar en primer lugar”, explicó este usuario insólitamente.

Una actitud homofóbica y racista completamente inaceptable en el mundo en el que vivimos.

La cocinera, por suerte, recibió todo el apoyo de su comunidad.

Y la Subcomisión de diversidad sexual y de género hizo la denuncia por el ataque y las consecuencias emocionales que puede ocasionar en la empleada.


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.