Un repartidor se comió parte del pedido que llevaba para un cliente

Sucedió en la ciudad de La Plata. La acusación del damnificado y la defensa del trabajador.

La gastronomía tiene situaciones equívocas, a veces incómodas pero hilarantes.

¿Qué sucedería si en un restaurant un comensal realiza un pedido y el camarero se lo entrega medio comido?

Un caso similar sucedió el jueves 24 de marzo en la ciudad de La Plata. Pero no pasó en un restaurant, sino con un servicio de delivery.

Aparentemente, un repartidor motorizado se habría comido parte del pedido que minutos atrás había encargado un cliente.

El repartidor fue captado por una cámara de seguridad, donde se lo observa introduciendo la mano en la bolsa y apropiándose de parte del pedido.

El cliente, que rápidamente se dio cuenta que su pedido había sido “intervenido”, vio la filmación y comprobó que el repartidor se aseguraba el almuerzo a costa suya.

Indignado, el cliente hizo correr el video por sus redes sociales.

“Miren cómo los trabajadores de Rappi Argentina se roban los clientes de La Plata”, material que rápidamente se viralizó.

Y agregó: “Lo peor de todo es que no tengo una sola respuesta y el pibe ya vino dos veces a amenazarme para que no lo denuncia a la empresa. ¡Medio pedido se robó!”.

Anoticiado del hecho, Rappi tomó cartas en el asunto y se disculpó públicamente con el cliente.

Sin embargo, la moneda tiene otra cara, que es la versión que dio el repartidor.

Según contó el joven a el diario El Día de la Plata: “El cliente no atendía, no dejó su número de departamento, le escribí y no contestaba”.

Y remató diciendo: “Lo daba (yo) por cancelado, y encima cuando pasa eso lo tengo que pagar».

«El flaco aparece más tarde, cancela el pedido y se lleva igual los bizcochos y facturas. No es justo que me escrache, cuando él también se quedó con la comida”, argumentó el repartidor.


Author: Cucinare

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.