Tamales en casa: animate a preparar una receta clásica salteña en tu casa

Tips para lograr un resultado similar a la delicia del norte argentino.

Preparar tamales es una de las recetas que más identifican a la cocina salteña, junto con las humitas y las empanadas. Pero el tamal es una preparación común a toda América latina, y su origen tiene que ser buscado en México. Porque tamal proviene del idioma náhuatl (tamalli), que significa “envuelto”.

En general, están hechos con harina de maíz y envueltos en hojas de la misma planta, o también del banano, palta, o hasta los hay con papel aluminio. Para la cocina salteña el aporte de los españoles fue crucial, quienes trajeron esta preparación de sus colonias de América del Norte.

Pero para hacer los más ricos tamales salteños, existen algunos tips que conviene tener en cuenta.

#1. Relleno. La mejor carne para el relleno de los tamales es roast beef, pero también sirve si es picada. También lleva cebolla y papa, aunque las variantes del relleno dependen del gusto del cocinero. Es así que se le puede agregar cebolla de verdeo, pasas de uva, aceitunas, huevo duro, etc.

#2. Grasa. Uno de los secretos para que el relleno tenga ese sabor tan característico es la grasa pella, con la que se rehoga la cebolla. Si no la conseguís, podés reemplazarla por aceite de girasol.

#3. Masa. Una manera fácil de preparar la masa del tamal es comprando la harina de maíz en una dietética, que es más fina que la que se vende envasada para preparar polenta.

#4. Carne. La carne tiene que ser hervida en abundante agua y poca sal, para luego cortarla en cubitos. Usar la espumadera para retirar las impurezas de la superficie.

#5. Caldo. No tires el caldo de la cocción porque te va a servir para el relleno y para la masa de maíz.

#6. Masa. Usá grasa pella con un poco de caldo para darle ese sabor tan característico, después de derretirla al fuego, mezclala con la harina de maíz de a poco para que se forme una masa uniforme.

#7. Tamal. Armá una bolita con un poco de masa del tamaño de la palma de tu mano. Extendela y colocá ahí una cucharada de relleno. Luego, con otro poquito de masa, cerrás el tamal.

#8. Chalas. Te conviene mojar las chalas secas de choclo en agua hirviendo para ablandarlas. Luego, envolvé los tamales en las chalas como si fueran paquetitos, atando las puntas con piolín.

#9. Hervor. Poné a hervir media hora los tamales en el resto de caldo y servilos calientes.

¿Te gustan los tamales?


Author: Cucinare

Barbijo para tomar cerveza, el invento que muchos esperaban

Una cuenta de Instagram publicó la creación de un nuevo...

Fondos de cocción: 5 tips para hacer las mejores bases para sopas y salsas

La cuarentena te obligó a cocinar mucho y por eso...

Comentarios

Your email address will not be published.