Restaurants y bares: los gastronómicos se unen para reclamar más apoyo del Estado por la crisis del sector

El jueves 2 de julio harán una protesta frente a sus locales. Te contamos qué piden.

Por Cecilia Boullosa

Ni en los peores pronósticos pensaron que duraría tanto. Antes de que comenzara la cuarentena, entre los gastronómicos se especulaba con que estarían unos tres meses cerrados por la pandemia y que al cabo de ese tiempo podrían reabrir sus restaurants, con menos capacidad, pero reabrirlos al fin.

Pero pasados los 100 días y sin fechas de regreso ciertas, representantes del rubro salieron a reclamar una Ley de Emergencia Gastronómica que complemente la ayuda que ya dio el Estado pagando el 50% de los sueldos de los empleados.

Entre otros puntos, exigen una exención fiscal y de tasas municipales, prórroga de alquileres y créditos a tasa cero y flexibles para el capital de trabajo. El 2 de julio harán una protesta simbólica frente a los restaurants con salones vacíos y sillas apiladas sobre las mesas.

“No hay espalda que aguante. Necesitamos más apoyo porque se están cayendo todos los restaurants”, dice Pablo Durán, del grupo de Los Notables, que nuclea varios bares y restaurants históricos ubicados en Boedo, San Telmo y San Cristóbal.

Del equipo original de más de 100 personas pasaron a operar con apenas diez y concentraron todas las cocinas en una, la del bodegón Miramar, sobre la avenida San Juan. El resto de los empleados se encuentra suspendido, cobrando un 75%, por un acuerdo que se hizo con el sindicato. “Con el delivery la facturación no sube del cinco o el siete por ciento. Lo mantenemos, más que nada, para tener presencia y no perder el vínculo con el cliente”, agrega. 

En los últimos días comenzaron a emerger los conflictos laborales y varios restaurants icónicos anunciaron que bajaban la cortina de manera definitiva. Sottovoce y La Parolaccia, en Puerto Madero, La Bistecca, en San Isidro, el Trapiche en Palermo, las pizzerías Los Cocos y El Rubí, Hong Kong Style y Todos Contentos, en Belgrano, y Zirkel, en el Microcentro, son un puñado de ejemplos de un listado que se abulta cada día. Incluso se especuló con el cierre de la mítica Güerrín, un rumor que fue desmentido por sus propietarios.

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) proyecta una caída del 73% en junio en la gastronomía. Hace unos días también dio a conocer un estudio en el que un 75% de los gastronómicos temía la quiebra de su negocio de sostenerse la situación actual.

Otros datos que arrojó ese estudio fue que aun con la ayuda del programa ATP, solo un 41% pudo pagar la totalidad de los salarios del mes de abril y que un 33% no pudo pagar los servicios desde los inicios de la cuaretena. Muchos tampoco abonaron alquileres ni impuestos.

SIN RESTO

El flyer que circuló en las últimas horas con un plato roto y la leyenda “Seguimos cerrados. Sin tu apoyo quebramos” fue lanzado desde esta federación, pero recibió el apoyo de otros grupos independientes y autogestionados surgidos durante la cuarentena como Salvemos los restaurantes en Argentina y Gastronautas.

Juntos, estos dos últimos grupos publicaron una carta en Change.org que cuenta con unas mil firmas hasta el momento y en la que reclaman una rebaja del IVA al 10,5%, no pagar cargas sociales ni aportes patronales hasta 2021 (sin generar deuda) y que los alquileres y los servicios sean absorbidos por el Estado hasta fin de año. 

El reclamo de FEHGRA llega cuando muchos gastronómicos ya se quedaron sin resto para aguantar cien días de cierre, que se sumaron a unos últimos años muy malos para el rubro, que emplea -o empleaba- a más de 600.o00 personas. Pero así como muchos consideran que se alzó tarde la voz, también evalúan que es la única organización con peso real para exigir más apoyo por parte del Estado.   

Atomizados, los gastronómicos no podemos lograr nada. Los únicos que pueden aglutinar y conseguir algo son estas asociaciones como FEHGRA. De a uno no se logra nada. Me cansé de dar notas. Y si se consigue la plata, se consiguen los créditos, se consiguen las ATP, que se queden con todos los galardones, no necesitamos galardones para pagarle a la gente”, dice un empresario del sector. 

Por el lado de A.C.E.L.G.A, el grupo que reúne a  los chefs más mediáticos de la Argentina y organiza la feria Masticar, aseguraron que “la crisis es total y exige que todos nos involucremos y cedamos algo: la patronal, el gobierno, los sindicatos y los empleados”.


Author: Cecilia

Mauro Colagreco anunció la reapertura de Mirazur con un menú lunar

La carta post cuarentena tendrá platos determinados por la Luna....

Nueva cuarentena: siguen funcionando el delivery y el take away

Las nuevas medidas que empiezan a regir el 1° de...

1 comment

  1. Excelente nota. Deseo felicitar a su autora por visibilizar este reclamo de total justicia. Ojalá compartan la nota otros colegas que están MUY silenciosos…

Comentarios

Your email address will not be published.