Pidió una pizza por una app y descubrió que le cobraron 17 millones de pesos

Un hombre fue víctima de fraude virtual tras querer pedir una pizza a través de una famosa aplicación.

El delivery a través de las aplicaciones se convirtió en una de las formas más utilizadas a la hora de elegir comida en casa de forma rápida.

Si bien ya son muchísimos los platos que se pueden pedir a través de las apps, uno de los clásicos y más requeridos es sin dudas la pizza.

Y así sin más vueltas, fue como comenzó la historia de este hombre de 62 años que decidió utilizar una aplicación para pedir a su casa unas pizzas.

Sin embargo, lo que podría haber sido una velada ideal, terminó con un escándalo que casi lo deja en banca rota.

El hombre, que vive en la ciudad italiana de Bolonia, ordenó la pizza a través de su celular y la pagó con tarjeta de crédito.

Sin embargo, lo que la víctima nunca esperó, es que luego de esto sería estafada por los datos virtuales que brindó.

La pizza de 17 millones de pesos

Tras pedir la pizza, el hombre se enteró de que le habían cobrado 17 millones de pesos por tan solo unas pizzas.

Ni bien quiso ingresar a su cuenta bancaria para corroborar los datos, no pudo porque se encontraba “inaccesible y en mantenimiento”.

Sin embargo, al día siguiente, pudo acceder a su cuenta bancaria y finalmente comprobar que el ticket le indicaba que le habían cobrado 46.500 mil euros (17 millones de pesos).

Tras verificarse el dato, finalmente se terminó comprobando que el restaurant de un hotel en Nápoles, según informó Il resto del Carlino, le había cobrado este monto tras un fraude informático.

Lo que comenzó con el pedido de una pizza, terminó con una batalla legal, que llegó a buen puerto para el hombre, ya que afortunadamente logró recuperar todo el dinero tras la denuncia e ir a la Justicia.

Si bien, la fiscalía de Bolonia afirmó que se encuentra investigando lo que sucedió, todo indica que se trató de un “mega fraude informático”.

Según se supo luego, se descubrió que el restaurant contaba con los usuarios y contraseñas de sus clientes, por lo que los investigadores verificaron que ya existían casos similares de estafa.

Al parecer, dichos datos se pusieron a la venta en una dark web, según explicó en el portal Bloomberg.

Los datos de cientos de clientes fueron pagados por una suma cercana a los 80 mil dólares.


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.