Comer lo que cocinan tus vecinos es posible: el Uber de la comida casera ya funciona en la Argentina

Lanzaron una app que permite comprar platos elaborados por gente que vive en tu mismo barrio.

abuela cocinando

Ya llegaron a la Argentina las redes de economía colaborativa en sectores tan diversos como los alojamientos (Airbnb) y el transporte público (Uber), así que era cuestión de tiempo que surgiera una versión para conectar a quienes preparan comida casera en sus casas y los que están interesados en pagar por ella.

La aplicación se llama Pinny y se lanza esta semana con una prueba piloto en la ciudad de La Plata, donde 200 chefs amateurs van a ofrecer distintos platos. El objetivo de Martín Pérez, su fundador, es llegar a la Ciudad de Buenos Aires en septiembre si la experiencia platense es exitosa.

“Todo empezó en octubre. Estaba solo, cocinando, y pensé que me encantaría compartir lo que estaba haciendo con alguien. Se me ocurrió así armar la app y me sorprendió la cantidad de gente que nos dijo en las redes sociales que la usaría. En especial, personas que quedaron fuera del mercado laboral y están ansiosos por emprender. Así que dejé todo, armé un equipo, creamos la plataforma, la pusimos a prueba, la perfeccionamos y ya tenemos todo listo para arrancar”, le contó Pérez al diario Clarín.

En la app, cada cocinero puede ofrecer hasta 22 platos distintos y fijar libremente el precio. En general, los valores son inferiores a los ofrecidos a través de los servicios de delivery tradicionales, y la modalidad de entrega es variada: desde un recargo por el envío a domicilio a través de un servicio como Rappi o Glovo, hasta la posibilidad de retirarlo por el domicilio de quien lo preparó.

Si bien la propuesta seduce a mucha gente, del otro lado surgen las críticas (y amenazas de iniciar acciones legales) por parte de los principales damnificados por esta nueva propuesta gastronómica: los restaurantes, bares y servicios de comidas a domicilio, quienes tienen que competir pagando impuestos, cargas sociales de sus empleados, contar con habilitación municipal, libreta sanitaria y hacer el curso de manipulación de alimentos.

 ¿Comprarías comida a través de esta app?


Author: cucinare

Inventan en Escocia una idioma artificial que analiza los distintos tipos de whisky

Científicos escoceses inventaron un catador electrónico que les permite controlar...

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *