Sándwich de milanesa tucumano: 10 tips para alcanzar la perfección de un verdadero clásico argentino

Todos los consejos para armar el famoso sánguche, emblema de la cocina de la provincia de Tucumán.

Es sabido que los tucumanos hacen el mejor sánguche de milanga. Y si no lo sabías, lo compartimos con vos. Basta ver las opiniones de los usuarios y viajeros de TripAdvisor, donde medio centenar de personas lo califican con los mejores elogios.

Algunos dicen que la clave está en el pan sanguchero, una combinación de figaza o pan de Viena y pan francés, suave, sin costra que lastime el paladar, y con una miga interior amigable que previamente se tuesta apenas para abrazar las cinco capas de milanesas, junto con la lechuga cortada como si fuera repollo, y rodajitas finas de tomate.

Como curiosidad vale la pena contar que, en Tucumán, las ideas para sortear la cuarentena fueron de la mano del delivery, además en las promociones. Pero también pesó la imaginación, porque ya se pueden experimentar creaciones como el “sánguche milanosaurio” que tiene cinco o seis capas de milanesa.

Otro ejemplar icónico es el que hizo famoso a Mario Rivero, que con los recortes de todas las milanesas armó el sánguche, ahora famoso que, por la cantidad de pisos, lo llamaron “ascensor”.

Dicho esto, aquí van algunos consejos de los expertos, para que tu sándwich de milanesa sea auténticamente tucumano:

#1. Estirar la carne de milanesa con el martillo de carne y pinchar con un tenedor.

#2. Macerar la carne en el huevo batido con ajo picado, sal, pimienta y perejil fresco picado.

#3. Usar sólo pan rallado.

#4. Empanar la carne en una fuente donde pueda cubrirla con un separador de nylon, y aplastarla con el palote.

#5. Freír en abundante aceite vuelta y vuelta, apenas dorada, para que la carne no se endurezca.

#6. Para alivianar la mayonesa, añadirle una cucharada de leche y mezclar.

#7. La lechuga debe estar cortada en tiritas, como si fueran fideos.

#8. Las rodajas de tomate deben ser finitas.

#9. La milanesa se corta en lonjas del ancho del pan y se super ponen.

#10. El pan sanguchero se consigue en San Miguel de Tucumán; debe ser suave como el pan de Viena, del tamaño de una flautita o baguette.

¿Picar o no picar? Esa es la cuestión. Es la pregunta repetida en los puestos, bares y sangucherías de San Miguel de Tucumán, cuando el sanguchero está por cerrar el pan con todo el contenido en su interior de capas de milanesa, lechuga y tomate. El comensal deberá decidir por sí o por no para disfrutarlo con una salsa que tiene variantes de picor según su autor, pero por lo general lleva tomate rallado, cebolla, ajo picado, ají molido y ají locoto en polvo.

Y si querés ver a un experto tucumano armando un sándwich académico, no dejes de ver el siguiente video:


Author: Cucinare

Pidieron comida rápida y el ticket vino con un insulto: “Estábamos en shock”

Una pareja hizo un pedido en un restaurant, pero vieron...

Comentarios

Your email address will not be published.