Azúcar: por qué es mejor evitarla en la alimentación de niñas y niños

Cualquier azúcar es dañina, pero cuando se encuentra en bebidas envasadas es aún peor.

Con la cantidad abrumadora de bebidas de diferentes colores y envases que hay en los supermercados, es casi una ironía que lo único que necesitan beber las niñas y niños menores de 3 años es agua y leche materna.

Es que el azúcar agregado, presente en jugos y gaseosas, no aporta nutrientes y solo genera sobrepeso en los niños que la consumen. 

Para saber qué lleva azúcar agregado y qué no, es importante chequear de qué están hechos los productos que elegimos.

Si una bebida tiene entre sus ingredientes sacarosa, glucosa, fructosa, dextrosa, jarabe de maíz, jarabe de maíz de alta fructosa, glucosa y azúcar invertido, significa que tiene azúcar y que es nocivo para la salud de los más chicos y de toda la familia.

Además, cuando el azúcar está en líquidos se absorbe más rápido porque sube la glucosa en sangre y no da sensación de saciedad, como si da el agua.

Todos los nutrientes necesarios para el desarrollo de los niños están presente en naturalmente en carnes, verduras, legumbres, frutas, semillas y cereales integrales… ¡Y en ningún otro lado!

Cucinare te invita a conocer más sobre la alimentación de los bebés, no te pierdas los contenidos de Sabores de la infancia de UNICEF. 


Author: Cucinare

Comentarios

Your email address will not be published.