Cristina Fernández de Kirchner visitó de sorpresa una pastelería y se llevó un combo de tortas individuales

Mientras descansa en El Calafate, la vicepresidenta decidió comprar sus dulces favoritos en un local ubicado a pocas cuadras de su residencia.

“Tuve el honor y la dicha de tener frente a mí a la MUJER que más admiro por su valentía, coraje e inteligencia”. Con esas palabras, entre muchas otras, Analía Hokano volvió a compartir su alegría por la experiencia que le tocó vivir el domingo 10 de enero, cuando recibió a Cristina Fernández de Kirchner en su local en El Calafate, provincia de Santa Cruz.

Entre cookies, tortas, budines y macarons, Analía compartió un rato con la vicepresidenta argentina y se sacó la foto que luego publicó en la cuenta de Facebook de su negocio y así se convirtió en noticia en todos los medios argentinos.

Membrillar es una pastelería y bollería boutique ubicada sobre la calle Gobernador Gregores de la ciudad patagónica, a pocos metros de una de las residencias habituales de la expresidenta.

El local, inaugurado hace tres años, ofrece todas las preparaciones típicas de una pastelería artesanal, incluyendo panes especiales. Y en pandemia sumó el servicio take away de café. Según la propietaria contó a Infobae, Cristina eligió porciones individuales de marquise de chocolate y merengue, cheesecake de maracuyá, palos de Jacob y torta de ricota.


Author: Cucinare

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *