Por qué comer con la mano estimula la inteligencia de los bebés

Manipular y tocar la comida, además de comerla, trae grandes beneficios para su desarrollo.

Foto: UNICEF/Uruguay/2019/Sequeira.

Limpiar la sillita del bebé después de comer es el único aspecto «negativo» de todas las grandes ventajas que trae dejar que el bebé experimente con la comida.

Es que el momento de comer no solo sirve para nutrir el cuerpo de los bebés, sino también se convierte en un espacio de aprendizaje y amor.

Una tendencia adoptada por mamás y papás de la nueva generación es permitir que sus hijos toquen su comida: esto pone en práctica su motricidad, estimula sus habilidades y lo hace sentir seguro y confiado.

También es bueno permitirle experimentar con herramientas como utensilios, aunque no sepa exactamente como usarlos.

Lo más importante es que la forma de alimentarlo acompañe su desarrollo, la masticación y la coordinación ojo-mano.

Además de acompañarlo en este momento con charlas sobre cómo se llama cada alimento, sobre los colores y las formas, las sonrisas y el contacto visual también son importantes para el bebé, por supuesto siempre con paciencia y tomando el tiempo para que coma a su propio ritmo.

Por último, es importante saber que la alimentación no debe comvertirse en una recompensa ni en un castigo.

Aquí van algunas actitudes que es mejor evitar:

#1. No obligarlo a terminar el plato, ya que esto hace que coma más de lo que necesita y puede perjudicar su habilidad de controlar el apetito.

#2. No decir frases del tipo: «¡Si terminás todo el plato, vas a tener postre!», «¡Me quedo triste si no comés!» o «Por favor, ¡solo una cucharadita más!».

#3. No interpretar el rechazo a ciertos alimentos como algo permanente. Sin presionar, pueden ser necesarias hasta diez oportunidades para que lo acepten.

#4. Si ve a los demás miembros de la familia comer algo, es más posible que el bebé también quiera comerlo.

Si querés más información, visitá el sitio de Sabores de la infancia de UNICEF.


Author: Cucinare

Cuáles son los primeros alimentos sólidos de un bebé

Desde sus primeras comidas, los más pequeños pueden comer una...

Bebés: cómo prevenir el rechazo de frutas y verduras

La paciencia es clave en esta etapa de crecimiento. Los...

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.