Alimentación y pandemia: las 5 tendencias que se vienen en 2021

El covid trastocó profundamente los hábitos alimenticios y aceleró el cambio hacia una dieta más saludable.

A nadie le quedan dudas que el coronavirus ha trastocado profundamente los hábitos de la gente, y los alimenticios no quedaron exentos a ello. De hecho, cada vez más personas decidieron enfocar su alimentación en una mejora de la salud y bienestar, y principalmente porque el Covid-19 afectó más a las personas obesas, con sobrepeso o con problemas cardiacos.

Por eso, este 2021 promete llegar con cambios importantes en el estilo de alimentación, en el que los consumidores optarán por alimentos más saludables y sostenibles, de acuerdo con un ranking elaborado por la empresa Whole Foods Market.

Los probióticos, los superalimentos y los ingredientes 100% vegetales estarán a la orden del día en las preferencias de cada vez más consumidores, ya que todos ellos contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico. Estas son las 5 tendencias alimenticias que se esperan para el próximo año.

#1. Nutrición completa. Con la pandemia, hay una mayor demanda por alimentos que nutran tanto física como mentalmente. Es que el impacto del covid afectó el bienestar físico y mental de millones de personas, de ahí que se busque una nutrición que cubra estos dos aspectos. Aquí tallan los suplementos y productos enriquecidos con minerales y vitaminas, para mejorar el sistema inmunológico y prevenir enfermedades como el covid. Además, en materia de salud mental, si bien la alimentación por sí sola no cura la depresión, el insomnio o el estrés, los alimentos ultraprocesados las potencian, de ahí que más gente apunte a productos mínimamente procesados, ricos en antioxidantes, minerales, vitaminas y otros compuestos bioactivos como los probióticos.

#2. Origen y distancia. Cada vez más consumidores quieren conocer el origen y calidad de los ingredientes que ingieren, para evitar productos químicos o ultraprocesados. Pero también se busca conocer la historia de cada empresa o productor y que se priorice la noción de “kilómetro cero”, es decir elegir aquellos productos elaborados más cerca de los centros de consumo. Este es un compromiso con el medio ambiente para reducir el recalentamiento global, pero también para sostener las economías regionales accediendo, al mismo tiempo, a productos más frescos.

#3. Flexitarismo. Si es difícil que un carnívoro se convierta en vegetariano o vegano, y viceversa, se van a ver más opciones intermedias, en las que cada grupo adopte prácticas alimenticias del otro, pero de manera acotada y esporádicamente. De lo que se trata es de encontrar un punto intermedio para dejar de fomentar la grieta entre ambos extremos.

#4. Transparencia. Los consumidores son cada vez más exigentes con respecto a la información que les brindan las empresas. Aquellos que provean información engañosa o falsa serán rechazados por sus clientes, quienes difundirán estas malas prácticas en las redes, generando un efecto cascada de dimensiones desastrosas para la imagen de una empresa o producto.

#5. Nutrición familiar. No solo se trata de la dieta personal de cada uno, sino de mejorar la del grupo familiar, por más que a veces resulte difícil cambiar los hábitos de los más pequeños, si no fueron saludables desde su primera infancia. En ese sentido, se prevé que, cuando vuelvan las clases presenciales, más padres se encargarán de preparar las viandas escolares, en lugar de confiar en el menú del comedor, donde las frutas y vegetales ocuparán un espacio mayor, aunque este proceso sea paulatino y tome tiempo.

¿Qué otras tendencias alimenticias te imaginás para 2021?


Author: Cucinare

Un restaurant chino que se hizo viral porque la comida “cae” del techo

Su sistema de robots hace que los platos lleguen a...

Restaurants pospandemia: las novedades que llegaron para quedarse

Servicios y costumbres que se adoptaron por obligación se transforman...

Comentarios

Your email address will not be published.