Recetas fáciles para la cuarentena: tips para hacer salsa blanca

Con el objetivo de simplificarte los pasos en la cocina y para que puedas lucirte, te damos el paso a paso de la salsa blanca -también conocida como Bechamel- para que la hagas durante la cuarentena. 

Con el aislamiento preventivo obligatorio que anunció el Gobierno Nacional para que no haya un pico de contagios del Coronavirus, hay dos objetivos -entre tantos otros- que cumplir en casa: ocupar el tiempo y comer bien y variado. 

Es por eso que desde Cucinare queremos darte recetas de preparaciones clásicas con una explicación bien simple por si estos son los primeros pasos que das en la cocina, para no fallar en el intento. 

Vamos a arrancar con una receta de una salsa clásica, pero que puede servir para muchos platos además de salsa para acompañar pastas, también puede ser para cubrir un pastel de papas y que se gratine, para armar unas croquetas de diferentes gustos y hasta para hacerle comida a los bebés. 

La salsa blanca o bechamel, los dos nombres se usan, es una preparación muy versátil y que se puede combinar muy bien con otros sabores. Además se hace solamente con 3 ingredientes principales: leche, harina y manteca

Como dijimos antes, va a ser una explicación muy simple como para que todo tipo de cocinero o cocinera pueda hacerla. Además si tenés dudas dejanos las preguntas en los comentarios y vamos a estar respondiéndolas. 

QUÉ INGREDIENTES NECESITO: 

Leche 1 litro 

Harina 0000 60g

Manteca 60g

Sal 

Pimienta 

Nuez Moscada 

 

PASO A PASO: 

1) Poner la manteca en una cacerolita, cuando se derrite agregale de golpe la harina y mezclá enérgicamente con un batidor de mano. Cocinar por 1 minutos, siempre mezclando. Esa pasta se llama roux, es lo que hace que espese la salsa. 

2) Ir agregando la leche fría de a poco, una vez que ves que empieza a espesar, le vas agregando más. Esto es clave para que no se formen grumos. 

3) Una vez que agregaste toda la leche, cuando hierve va a espesar, cocinas 30 segundos más y ya está tu salsa blanca o bechamel, como prefieras llamarla. 

4) Agregarle sal, pimienta y nuez moscada para darle sabor.

 

TIPS IMPORTANTES: 

– La clave para que no se formen grumos en la salsa es que las temperaturas del roux (manteca y harina) y la leche sean opuestas. Se puede hacer como explicamos en el paso a paso, o bien hacen con antelación el roux, enfriarlo y agregarlo frío a la leche caliente (así se hace en los restaurantes, para acelerar los procesos y no estar batiendo durante tanto tiempo). 

– Cuando agregas la leche, raspar siempre en los bordes inferiores de la cacerola, para que no quede harina allí. 

– Una vez que se termina la cocción ponerle un papel film de contacto (que toque toda la superficie) para que no haga esa película dura en la capa superior al entrar en contacto con el aire. Si no tenés papel film le podes pasar un poco de manteca, para que se le haga una protección de grasa. 

 

IDEAS DE RECETAS PARA HACER CON SALSA BLANCA:

Ñoquis gratinados.

Crepes de choclo gratinados.

Musaka. 

Paquetitos de carne. 

Tarta de choclo, queso y cebolla. 

 


Author: fede

Gastrofitness: alimentación pensada para el deporte

Los hábitos culinarios que tienen las tribus de runners y...

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *